la revista on-line de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ

   

 

agregame a favoritos|contacto
Internet EsPa'Ti

 
     Portada
     Actualidad
     Vida Universitaria
     Mundo Hispano
     Literatura
     Críticas y análisis
     Traducción
     Nuestras obras
     Entrevistas
     Literarias
     Otras entrevistas
     Cultura
     Cine
     Música
     Deportes
     Artyku³y po polsku
     Enlaces
     Mapa del sitio
     Contacto
 
 

 Apuntes: Literatura contemporánea española

   

 

Queridos lectores:

El texto aquí publicado es una recopilación de datos preparada por una estudiante de España, Mª del Pilar Alba Contreras, quien vino a Poznañ para disfrutar de la beca Socrates-Erasmus. Los datos han sido copiados de los sitios web y ordenados por la recopiladora especialmente para los estudiantes de la filología hispánica de Poznañ para facilitarles la búsqueda de la información pertinente. En consecuencia, abajo presentamos los enlaces donde podéis encontrar más información sobre el tema escogido:

http://es.wikipedia.org/wiki/Literatura_espa%C3%B1ola_contempor%C3%A1nea

http://alumno.us.es/o/oscmacgom/literatura.html

http://wineruda.blogsome.com/2008/03/19/los-girasoles-ciegos-de-alberto-mendez/

http://reginairae.blogcindario.com/2006/08/00308-la-catedral-del-mar-de-ildefonso-falcones.html

http://bibliocriptana.wordpress.com/2008/02/02/libros-mas-vendidos-en-el-2007-en-espana/

http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/lengua/2g27.htm

 

¡Pero ojo! La publicación de este material en EsPa’Ti no significa que no vale la pena consultar los libros en las bibliotecas. Al contrario :)

Salu2

Abeja

 

La literatura española contemporánea se refiere a la literatura española de finales del siglo XIX y siglo XX. Se puede decir que comienza con el Modernismo.

 

Modernismo:

Empieza a gestarse en los primeros años de la década de los 80 del siglo XIX. Su desarrollo llegaría hasta la Primera Guerra Mundial. En este periodo se producen acontecimientos como la crisis y el desastre del 98 para España. En el caso del Modernismo, además, hay que decir que es un movimiento que más bien surge en América. Su entrada en España se produjo en 1892 con la llegada de Rubén Darío.

Los rasgos característicos del Modernismo se ven tanto en los temas como en el estilo. En general, desea la armonía, la plenitud y la perfección de un mundo que quieren idealizar y del cual huyen:

 

Temas:

La belleza sensorial y la huida del mundo: los modernistas buscan un mundo más bello y expresivo en donde puedan refugiarse, quieren huir del mundo real, de lo cotidiano y de la rutina abstracta. Por tanto, tienen predilección por el mundo medieval, por el mundo clásico y el Renacimiento, por la Francia de Versailles de los siglos XVII y XVIII y por los lugares lejanos y exóticos. Son comunes las historias en las que aparecen princesas, héroes mitológicos y literarios, etc. El color azul y el cisne son algunos de los elementos favoritos de los modernistas.

· El mundo interior del escritor: los modernistas se alejan del Realismo, que se centra en la observación de los ambientes y los paisajes, para pasar a describir sus sentimientos personales, que muchas veces se identifican con el paisaje, que es el reflejo del estado de ánimo del autor. Hay que destacar también el sensualismo y la idealización de la mujer y del amor.

 

Estilo:

Para plasmar la belleza y su mundo interior, los modernistas escogen cuidadosamente las palabras, para producir efectos de musicalidad y color.

 

Recursos:

Utilización de una gran cantidad de recursos fónicos como onomatopeyas, aliteraciones, etc.

Uso abundante de otras figuras literarias como metáforas, alegorías, paralelismos y sinestesias.

Empleo frecuente de adjetivación y de palabras exóticas, cultas y sugerentes que expresen sus sentimientos.

Recuperación de algunos tipos de versos poco utilizados, como el alejandrino.

Versificación por pies (distribución idéntica de acentos en grupos de sílabas iguales) para conseguir una acentuación del ritmo.

Algunos escritores españoles del Modernismo son: Manuel Machado, Antonio Machado, Ramón del Valle-Inclán, Juan Ramón Jiménez…

 

Generación del 98:

La Generación del 98 es el nombre con el que se ha agrupado tradicionalmente a un grupo de escritores, ensayistas y poetas españoles que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social acarreada en España por la derrota militar en la Guerra Hispano-Estadounidense y la consiguiente pérdida de Puerto Rico, Cuba y las Filipinas en 1898. Se inspiraron en la corriente de crítica del canovismo denominada regeneracionismo y ofrecieron una visión artística en conjunto en La generación del 98. Clásicos y modernos. Estos autores comenzaron a escribir en una vena juvenil hipercrítica e izquierdista que más tarde se orientará a una concepción tradicional de lo viejo y lo nuevo. Éste movimiento es un juicio pesimista sobre España pero de una forma más literaria, subjetiva y artística.

Características: Los autores de la generación mantuvieron, al menos al principio, una estrecha amistad y se opusieron a la España de la Restauración

· Distinguieron entre una España real miserable y otra España oficial falsa y aparente.

· Rompen y renuevan los moldes clásicos de los géneros literarios, creando nuevas formas en todos ellos. En la narrativa, la nivola unamuniana, la novela impresionista y lírica de Azorín, que experimenta con el espacio y el tiempo y hace vivir al mismo personaje en varias épocas; la novela abierta y disgregada de Baroja, influida por el folletín, o la novela casi teatral de Valle-Inclán. En el teatro, el esperpento y el expresionismo de Valle-Inclán o los dramas filosóficos de Unamuno.

· Rechazan la estética del Realismo y su estilo de frase amplia, de elaboración retórica y de carácter menudo y detallista, prefiriendo un lenguaje más cercano a la lengua de la calle, de sintaxis más corta y carácter impresionista; recuperaron las palabras tradicionales y castizas campesinas.

· Ideológicamente comparten las tesis del Regeneracionismo.

Los autores más destacados son: Miguel de Unamuno, Pio Baroja, Azorín,…

 

Novecentismo:

Conocemos como novecentismo un movimiento literario de transición hacia las vanguardias que se dio alrededor de la fecha simbólica de 1914. El término novecentismo fue acuñado en catalán por Eugenio D’Ors. Fue un movimiento mayoritariamente de intelectuales y liberales que apoyaban el reformismo burgués, es decir, el cambio paulatino hacia una sociedad burguesa. Esta literatura, concebida como literatura para minorías por el escaso público al que estaba dirigida, tenía el ideal del arte puro. Esta concepción del arte es la llamada "el arte por el arte", se trata de buscar la perfección estética. Entre sus principales autores se cuentan, entre otros, E. D’Ors, G. Miró, R.P. de Ayala, Ortega y Gasset y W. Fernández Flores. Sus principales características son:

 

Ruptura con el pasado

Es preciso huir del sentimentalismo y el Romanticismo. Hay gran fervor por lo clásico y lo mitológico.

El arte ha de ser imaginativo y debe romper con las visiones apegadas a la realidad. Un papel importante para ello le cabe al humor y a la renovación de los géneros con nuevas técnicas que olviden la trama narrativa o el argumento.

El género más abundante y cultivado es el ensayo.

Huida de lo vulgar, de lo fácil y de lo monótono.

Separación entre vida y literatura.

Huida de los aspectos más nacionalistas de la cultura.

Dominio del orden, la perfección y la belleza formal.

Se escribió mucho más en poesía porque se consideraba que era más culta.

Importancia y gusto de todo lo que estaba relacionado con la ciudad.

 

Generación del 27:

La llamada Generación del 27 fue una constelación de autores que se dio a conocer en el panorama cultural español alrededor del año 1927, con el homenaje que se dio al poeta Luis de Góngora en el Ateneo de Sevilla, en el que participó la mayoría de los que habitualmente se consideran miembros de la misma. Actualmente todos los integrantes de La Generación del 27 han fallecido, el último Rafael Alberti, el 28 de octubre de 1999.

Los principales representantes del grupo son Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Miguel Hernández y Luis Cernuda.

 

Sus principales características son:

Tradición y vanguardismo.

Aunque desean encontrar nuevas fórmulas poéticas, no rompen con nuestras tradiciones y sienten admiración por el lenguaje poético de Góngora, por nuestros autores clásicos y por las formas populares del Romancero.

A la par que lo tradicional, las corrientes de vanguardia, sobre todo el surrealismo, ejercen gran influencia en el grupo del 27. Los escritores surrealistas exploran el mundo de lo inconsciente y pretenden alcanzar la belleza absoluta, que está por encima de la realidad.

 

 Intención estética

Intentan encontrar la belleza a través de la imagen. Pretenden eliminar del poema lo que no es belleza y, así, alcanzar la poesía pura.

Quieren representar la realidad sin describirla; eliminando todo aquello que no es poesía.

 

Escritores españoles dignos de atención

 

Alberto Méndez (Madrid, 27 de agosto de 1941 — 30 de diciembre de 2004), hijo del traductor José Méndez Herrera, fue un narrador español. Nació en Madrid, donde transcurrió su infancia. Estudió bachillerato en Roma (Italia) y se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó en grupos editoriales nacionales e internacionales. En 2002 quedó finalista en el Premio Internacional de cuentos Max Aub, con uno de los relatos de Los girasoles ciegos, su primer libro narrativo e inspiración de la película homónima[.]

Galardonado a título póstumo con el Premio Nacional de Narrativa (España) 2005 por el libro de cuentos Los girasoles ciegos, ambientado en la Guerra Civil Española, con ésta, su primer obra publicada, obtuvo también los Premios premio Setenil y de la Crítica poco antes de su muerte.

Aunque no se dedicó a la literatura hasta sus últimos años, Méndez trabajó en estrecha relación con ella. Fue redactor en las editoriales Les Punxes, Ciencia Nueva y Montena, entre otras, colaboró en puestas dramáticas de TVE y fue guionista con Pilar Miró. Estuvo afiliado al Partido Comunista de España.

Sus principales obras han sido: Manuscrito encontrado en el olvido (2003),Los girasoles ciegos (2004), compuesto de los cuatro relatos "Si el corazón pensara dejaría de latir", "Manuscrito encontrado en el olvido", "El idioma de los muertos", y el que da título al libro, "Los girasoles ciegos".

Los girasoles ciegos es un libro articulado a lo largo de cuatro historias- cuatro derrotas, dice el autor- que transcurren entre el período quizá más duro de la posguerra, que va desde 1936 a 1942, y que siendo totalmente independientes están hábilmente entrelazadas entre sí. Sus personajes son seres vencidos. Seres que se encuentran en un camino sin retorno recorriendo una senda de dolorosa entrega.

El primer relato, o primera derrota, nos habla del capitán Alegría. Oficial del ejército fascista, Carlos Alegría se rinde a los republicanos cuando las tropas golpistas están entrando en Madrid.

La segunda derrota, quizá el relato más logrado y sobrecogedor de los cuatro, nos cuenta el breve periodo de un joven poeta que huye de los vencedores hacia las montañas asturianas en compañía de su mujer embarazada. En medio de la soledad y el frío la muchacha da a luz a un niño y muere tras el parto. A través de un diario íntimo, donde el adolescente deja escrito su miedo, se nos va poniendo en antecedentes de la vana lucha que emprende el joven padre para salvar la vida de su hijo.

El tercer relato, o tercera derrota, gira alrededor del soldado republicano Juan Serna. Cuando el presidente del tribunal que debe juzgarle y su mujer se enteran de que el soldado enemigo conoció y vio morir a su hijo (un ser abyecto que fue fusilado por sus múltiples delitos) le conminan a que hable y hable sobre ese hijo. Intentando arañar unos días más a la existencia, convierte al joven traidor en el héroe que quieren los padres. Mas la impostura pronto le asquea y cuenta la verdad. Verdad que indefectiblemente le llevará a la muerte.

La historia, o la cuarta derrota, que cierra el libro transcurren en la opresiva vida cotidiana del nuevo régimen. En ella se habla de Ricardo. Un “topo” al que toda la familia protege entre miedos y silencios. Desde el armario en el que vive encerrado contempla impotente y horrorizado el acoso libidinoso que sufre su mujer por parte de un diácono, profesor del hijo del matrimonio. El final es dramático y desolador.

Decir que en el anterior año, 2008, salió la película sobre este libro. 

 

Idelfonso Falcones de Sierra es abogado. Su debut como novelista fue “La Catedral del Mar” (2006), una epopeya histórica y familiar que nos lleva a la Barcelona del siglo XIV, época en la cual se está construyendo la Iglesia de Santa María del Mar.

Siempre ha sido un lector voraz, y en los años ha ido profundizando. Tras alcanzar un conocimiento profundo del mundo catalán del siglo XIV, Falcones de Sierra empieza a escribir su novela. Por cuatro años seguidos, el autor dedicó a la composición de su obra una hora al día, cada mañana antes de ir a trabajar, muchas noches y numerosos fines de semana. Al término de los cuatro años de trabajo, durante los cuales Falcones de Sierra buscó el apoyo de una Academia de Escritura Creativa, sale La catedral del mar, donde cuenta la historia de la construcción de la basílica de Santa María del Mar.

La novela se publicó en España en marzo de 2006, y alcanzó de inmediato un éxito extraordinario.

La prosa es sencilla, sin concesiones a lirismos, ni honduras de ningún tipo. Se lee fácil y ágilmente. Siendo así, no es un libro que destaque en lo formal o en alardes estilísticos o artísticos. Sin embargo, tampoco es una prosa mala o chirriante, sino bastante revisada. Resultan un poco incómodos los parlamentos de algunos personajes cuando hablan de las leyes del lugar, o de temas históricos, económicos, etc. Parecen metidos un poco forzadamente para ilustrar al lector, aunque lo cierto es que las explicaciones son claras y fáciles de asimilar.

A través de sus páginas de ambiente medieval, Falcones sigue las peripecias de un personaje central llamado Arnau, y establece un homenaje a un pueblo capaz de construir sin ayudas institucionales el edificio citado en un corto período de tiempo. El argumento es el siguiente: Durante la boda de Bernat Estanyol y Francesca Esteve aparece el señor del lugar y ejerce su derecho de "pernada" sobre la novia. Como consecuencia de los acontecimientos que este incidente desata, Bernat deberá huir tiempo después con su hijo a la ciudad de Barcelona. Arnau, su hijo, crece en la ciudad, a la sombra de la "catedral del mar", la iglesia de Santa María, que levanta el pueblo llano para todos los barceloneses, y allí vivirá toda suerte de avatares, venganzas, amores, bajas pasiones y desgracias… 

 

Estadísticas Españolas sobre Literatura

El porcentaje de personas que leen libros en España, todos o casi todos los días, ha aumentado durante el primer trimestre del año, hasta situarse en un 25,4 por ciento de la población mayor de 14 años, de acuerdo con el último barómetro de hábitos de lectura y compra de libros, elaborado por Precisa para la Federación de Gremios de Editores de España. Los lectores que leen al menos una o dos veces por semana suponen un 41 por ciento del total de personas de 14 años y más en su mayoría mujeres, un 42,2 por ciento frente al 39,4 por ciento de hombres. Según los datos recogidos, el perfil del lector español es de una persona joven, mujer, con estudios universitarios, de gran ciudad y que lee mayoritariamente novela. Durante el primer trimestre de 2006, el porcentaje más elevado de lectores frecuentes corresponde a personas entre 25 y 34 años, un tramo de edad que contrasta significativamente respecto al mismo periodo anterior de 2005 que correspondía al segmento de edad entre 14 y 24 años.

 

Los éxitos de la literatura española, Febrero 2008

 

Ficción

1. El juego del ángel, Carlos Ruiz Zafón

2. El niño con el pijama de rayas, John Boyne

3. El asombroso viaje de Pomponio Flato, Eduardo Mendoza

4. Un mundo sin fin, Ken Follett

5. La décima sinfonía, Joseph Gelinek 

 

(No Ficción)

1. El secreto, Rhonda Byrne

2. El libro de los juegos de viaje, Gerónimo Stilton

3. El mundo amarillo, Albert Espinosa

4. El encantador de perros, César Millán

5. Trece rosas rojas, Carlos Fonseca