la revista on-line de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ

   

 

agregame a favoritos|contacto
Internet EsPa'Ti

 
     Portada
     Actualidad
     Vida Universitaria
     Mundo Hispano
     Literatura
     Críticas y análisis
     Traducción
     Nuestras obras
     Entrevistas
     Literarias
     Otras entrevistas
     Cultura
     Cine
     Música
     Deportes
     Artyku³y po polsku
     Enlaces
     Mapa del sitio
     Contacto
 
 

 "Don Juan siempre vivo"

   

¿Con qué relacionamos la literatura española en general? Con Don Quijote, con Celestina y con Don Juan. Este último es muy famoso en el mundo, toda persona lo conoce, porque aparece en las películas, en los refranes, etc.

 

Pero solo algunos saben que Don Juan es el protagonista de la obra de Tirso de Molina titulada  “El Burlador de Sevilla”. Se estima que fue escrita en 1630. Esta obra de teatro es tan importante para los españoles, que no se puede imaginar no leerla si alguien es estudiante de Filología Hispánica. Es una lectura obligatoria igualmente para todos los aficionados a la literatura española.

 

Para mí, vale la pena leer esa obra. Si un lector está atento, se da cuenta muy rápidamente de que, a pesar de la fecha remota de la composición de la obra, los temas que aparecen en “El Burlador de Sevilla” son muy actuales, es muy fácil encontrar en el texto hilos universales.

 

Don Juan Tenorio, hijo de Don Diego Tenorio, pasa el tiempo ligando con damas. No existe para él una mujer guapa a quien no le gustaría poseer. Pero la seducción para Don Juan es un arte, además el protagonista nunca piensa en las consecuencias de sus acciones. Don Juan se burla tanto de las mujeres como de sus amantes y novios.

 

Casi toda la obra presenta los éxitos de Don Juan. Un lector está seguro de que nadie va a notar su verdadera cara y Don Juan no va a ser castigado. Pero afortunadamente, por fin, toda la intriga sale a la luz.

 

Esta obra nos puede servir de ejemplo en la actualidad. Hay un montón de hombres que se comportan de una manera muy similar. Para ellos, el carácter de la dama no es importante, lo que es esencial para ellos es la seducción y la apariencia, son egoístas e individualistas. Hay muchos “Don Juanes” que, como el protagonista de la obra española, tienen sus compañeros fieles (Catalinón) que les ayudan. Además, hoy en día, con la emancipación de la mujer, podemos notar la existencia de la versión femenina de Don Juan, las llamadas “Doñas Juanas” repiten el mismo guión que los “Don Juanes”, pero respecto a los hombres.

 

Don Juan todo el tiempo repite una frase famosa: “Tan largo me lo fiáis”, que significa que la muerte y el castigo de Dios están muy lejanos y que por el momento no le preocupa la salvación de su alma. Él es optimista, no cree que sus actos salgan a la luz del día. Estoy segura que en nuestra época “los burladores” piensan lo mismo. Pero los hombres de este tipo deberían tener miedo. Como el ejemplo de Tirso de Molina, las mentiras tienen patas cortas…

 

Según Héctor Brioso, Don Juan es “el desarrollo de un antiquísimo motivo universal: el semidiós diabólico que posee a las mujeres con su inagotable energía sexual, cruzado con el tipo del pecador contumaz”. Tirso de Molina creó un personaje que se puede nombrar “hombre sin nombre”. Cada persona, o sea, cada hombre podría ser Don Juan. ¡Por todo eso, Don Juan siempre vivo! Desafortunadamente…

 

Iga Palmowska©2008