la revista on-line de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ

   

 

agregame a favoritos|contacto
Internet EsPa'Ti

 
     Portada
     Actualidad
     Vida Universitaria
     Mundo Hispano
     Literatura
     Críticas y análisis
     Traducción
     Nuestras obras
     Entrevistas
     Literarias
     Otras entrevistas
     Cultura
     Cine
     Música
     Deportes
     Artyku³y po polsku
     Enlaces
     Mapa del sitio
     Contacto
 
 

 Metamorfosis

 

Cada domingo lleva su cuerpo a misa. Como se llevan los niños a la escuela. Su cuerpo. Huesos y agua. Agnus inocente. Lo lleva hasta el altar. Comedor de cristianos con su mantel como las sábanas blancas. Sin una gota de sangre. Esa sangre que no fluye por su cuerpo. Mujer imperfecta. Madre con la sentencia en suspenso.

 

Le gusta el vino. Tinto. Sangrante. Entra por la puerta roja de sus labios, baja por la escalera de sus costillas. Y no se escapa por la ventana.

Su cuerpo es una copa. De cristal. Boca bermeja.

 

El sacerdote izaba la copa para convertir ese vino en sangre. Lo convirtió. Le cayó una gota sobre el altar. Lágrima de dios muerto. Un clavel rojo en sus sábanas. Sonrisa del cuerpo. El milagro de la Elevación. Metamorfosis. Vino en sangre. Anestesia para el dolor. Tiene su misa cada mes. Maldición de las mujeres y benedición suya. Mira la forma abombada de su copa donde se mece el vino y ve su ancha cadera  donde se vierte la sangre.

No lleva más su cuerpo a misa. Lleva su niño a la escuela. Y sonríe. Y sus labios nunca fueron tan rojos. Tintos. Sangrante.

 

Agnieszka Antczak©2007

Ganadora del primer premio del concurso „Escribecuentos”. Poznan. Polonia