la revista on-line de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ

   

 

agregame a favoritos|contacto
Internet EsPa'Ti

 
     Portada
     Actualidad
     Vida Universitaria
     Mundo Hispano
     Literatura
     Críticas y análisis
     Traducción
     Nuestras obras
     Entrevistas
     Literarias
     otras entrevistas
     Cultura
     Cine
     Música
     Deportes
     Artyku³y po polsku
     Enlaces
     Mapa del sitio
     Contacto
 
 

 Power metal español en inglés

 

¡Que absurdo! ¿El power metal español en inglés? ¡Es una constatación ilógica!- gritan los aficionados a la música nacional en la lengua nacional. Pero después de un minuto de reflexión, se puede llegar a la conclusión que en realidad no es tan absurdo como pudiera parecer. Además, así se presenta la realidad del mercado musical de hoy en día: si quieres estar de moda, si te apetece hacer una carrera mundial, lo primero y esencial que tienes que hacer es aprender a cantar en inglés (suponiendo que conoces ya todos los misterios del arte de cantar). Entre los grupos o cantantes que utilizan este “truco profesional” se encuentran, entre otros, el siempre divino Ricky Martin, el ya no existente grupo alemán Guano Apes, los brasileños de Sepultura, los finlandeses de la formación Nightwish y mismamente las numerosas bandas polacas como Acid Drinkers por ejemplo.

 

Así, la lengua inglesa es inmensamente popular en el mundo de la música, aunque hay que subrayar que últimamente también los hispanohablantes empiezan a jugar el papel cada vez más importante, visto su numerosidad y la popularidad de “Camisa negra” en la pista de baile. No obstante, el porcentaje de las canciones en inglés sigue siendo muy alto si analizamos el programa de las televisiones musicales o radiodifusoras. Consecuentemente, la pregunta ¿por qué? en este contexto parece más que justificada. Como ya hemos visto, se trata principalmente de salir al mercado internacional ya que con un disco en la lengua como español o polaco muchas puertas se cierran inmediatamente aunque el material sea genial y novedoso. Otra razón de esta situación tiene menos que ver con la ambición de los músicos. Todo lo contrario, resulta que algunos grupos o solistas no le dan la importancia suficiente a las letras y, por lo tanto, prefieren escribir en inglés porque si no es la lengua materna de los oyentes, el público no se dará cuenta (tan fácilmente) que es un montón de tonterías, lo que contará más será entonces la música y el ritmo mismo. Además, el grupo y las empresas que están financiando el disco, no pierden tanto tiempo y tanto dinero en la creación de letras profundas.

 

Una vez introducida la problemática lingüístico-moral, merece la pena pasar, por fin dirá alguno, a la cuestión señalada en el título, o sea el problema del power metal español cantado en inglés (ahora lo podemos precisar). Así, entre pocas bandas de metal en las tierras españolas que tuvieron o tienen éxito, una de las más conocidas (también en Polonia) es Dark Moor y hay que subrayar, para advertir a los lectores, que es la banda que nos interesará en los párrafos siguientes.

 

Dark Moor es un grupo madrileño que opta por las letras en inglés y por el subgénero de heavy metal citado en el título, o sea, el famoso power metal, creado en Escandinava y Alemania en los años 90 del siglo XX. Definir el power metal es tan difícil como definir los términos de “cultura” o “civilización”. En resultado, cada “teórico del metal” tiene su propio punto de vista. Sin embargo, lo que se puede considerar como un aspecto diferenciador del power metal, es la voz aguda y clara del cantante. En resumen, si tienes una voz ronca y poco entrenada y quieres ocuparte en la música, el power metal no es para ti.

 

Se distinguen varios tipos de power metal: sinfónico, melódico, clásico, y muchos más. El caso Dark Moor pertenece a la vertiente neoclásica melódica, en algunos casos sinfónica, como lo constata la gente más especialista en “cuestiones metálicas” de la autora de este texto. De todos modos la banda madrileña está clasificada como “power metal” y punto.

 

La historia del grupo, creado en los años 90, esta muy atormentada por cambios constantes de los músicos involucrados en el proyecto “Dark Moor”. Cuando la situación parece más o menos estable, justo después de grabar el tercer disco, los miembros de Dark Moor, la banda ya reconocida en el mercado musical español e internacional (Japón), anuncian su separación definitiva. Por diferencias musicales (es una declaración oficial) tres de los cinco miembros abandonan el proyecto, entre ellos la carismática cantante Elisa C. Martín, lo que obliga a los dos “veteranos” a encontrar nuevos músicos dispuestos a participar en el “renacimiento” del grupo. Así, después de una selección, el líder y guitarrista Enrick García y el bajista Anan Kadduri abrieron las puertas de su proyecto a tres nuevos miembros. En resultado, entra en equipo Alfred Romero, la nueva voz de la banda, el guitarrista José Garrido y el batería Andy C. Después de la consolidación de esta nueva formación, 100% masculina, los chicos deciden grabar el cuarto larga duración “Beyond the sea” que ve la luz a los principios del 2005. Sin embargo, el proceso de grabar no era nada fácil puesto que la banda tuvo que enfrentarse a otro acontecimiento imprevisto: la marcha del nuevo guitarrista José Garrido y de uno de los formadores del grupo de 1994, Anan Kadduri. Así, la formación sufre otro cambio, reemplazando a Anan por otro bajista, Dani Fernández (que felizmente sigue siendo todavía miembro de Dark Moor).

 

Lo que nos queda es sacar una conclusión: la vida de un grupo heavy metal como Dark Moor no es nada fácil con todos estos cambios personales. Además, es muy difícil crear una nueva calidad cambiando constantemente la formación. No obstante, según los críticos, el último disco de Dark Moor confirma la evolución positiva de la banda, aunque el carácter de los temas de “Beyond the sea” difiere mucho de los propuestos en los tres discos anteriores, lo único que queda es la lengua utilizada en las letras, es decir el inglés, y algunos rasgos constantes del power metal, o sea el ritmo, el “power” y la voz clara del cantante.

 

Entre los cambios principales, lo que se subraya a menudo es la crudeza, la fuerza del sonido y una leve internacionalización de las canciones. Sin embargo, el cambio más radical se debe a la nueva voz del grupo, es decir, lo que sale en primer lugar es el simple hecho que ahora es una voz masculina lo que estamos oyendo y no, como anteriormente, la aguda voz femenina de Elisa C. Martín. De este modo, Dark Moor está evolucionando para alejarse del estilo parecido al de otra banda power metal (o según otros gótico), Nightwish, muy característico justamente por la voz femenina.

 

No obstante, aunque Dark Moor está cambiando poco a poco su imagen, hay que subrayar que entre la banda madrileña y las estrellas internacionales de power metal existe un abismo. Y no se trata de la calidad de la música, sino de la saturación del mercado. Hoy en día lo que caracteriza al mercado internacional de la música heavy es una gran cantidad de bandas que ofrecen el sonido más novedoso que el de Dark Moor. Además, en la actualidad el diablo está en los detalles, los grupos compiten introduciendo nuevos motivos (folklóricos o orientales) en su “sound” para interesar el público que, cuando se encuentra en la situación de elegir, siempre opta por lo clásico-reconocido o por algo que introduce novedades. El nuevo disco de “Dark Moor”, es sin duda alguna un metal melódico de buena calidad, lo podemos calificar como un disco muy bueno de esta vertiente de metal, sin embargo “Beyound the sea” no contiene nada que haga que el disco salga de la fila. No obstante, lo que merece la pena subrayar es la ausencia casi total de corales, omnipresentes en los discos anteriores de la formación madrileña. Este paso hacia adelante hace que el sonido de Dark Moor se haga más poderoso y fuerte, es decir más interesante. Además es un disco muy equilibrado, cada sonido está en su lugar y no hay ninguno que pueda parecer redundante. Otra cuestión que hace de “Beyound the sea” un disco mejor, en comparación con las producciones anteriores, es la reducción de las canciones que sirven para “llenar el espacio”. Los temas no son demasiado largos, lo que no da la impresión del cansancio en el momento de escuchar el disco.

 

No obstante, lo que tiene su importancia es también la imagen del grupo mismo. En el mundo “pictográfico” se venden cosas de buena calidad visual. Es decir, un vídeo amateur grabado en el campo (como es el caso de “Before the duel”: el primer single del disco “Beyound the sea”) tiene poca posibilidad de tener éxito internacional. Pero, puede ser, en el caso de grupos “underground” que no se trate necesariamente del éxito, sino de ser fiel a las ideas propias. En este caso, Dark Moor seguramente lo es, aunque entre sus ideales no se encuentra el cantar en español. ¿Puede ser, visto la cantidad de las lenguas oficiales de España, los madrileños hayan elegido una forma de expresión ínterpeninsular?

 

Por lo menos, el nivel de la lengua inglesa adquirido por Alfred Romero, es suficiente para no lastimarla demasiado al cantar, lo que acontece a menudo si un no-anglófono quiere cantar en inglés. Aunque hay que reconocer que a veces no es tan fácil entender la letra de Dark Moor sin tenerla ante los ojos en la forma escrita, pero esto pasa también en el caso de letras de grupos ingleses o norteamericanos. Además y de todos modos, la pronunciación del cantante es muy buena, teniendo en cuenta el nivel español :).

 

Abeja©2006

 

Wersja w jêzyku polskim: Hiszpañski power metal po angielsku