la revista on-line de la facultad de Filología Hispánica de Poznañ

   

 

agregame a favoritos|contacto
Internet EsPa'Ti

 
     Portada
     Actualidad
     Vida Universitaria
     Mundo Hispano
     Literatura
     Críticas y análisis
     Traducción
     Nuestras obras
     Entrevistas
     Literarias
     Otras entrevistas
     Cultura
     Cine
     Música
     Deportes
     Artyku³y po polsku
     Enlaces
     Mapa del sitio
     Contacto
 
 

 Reciclaje

 

Al despertarme me zumbaba la cabeza, todo parecía girar a mi alrededor, sentía humedad. Miré a mi alrededor. ¡Joder! ¡Estoy nadando en el río! ¿Cómo he llegado aquí? No me acuerdo de nada. Me miré con atención: sin corcho en la cabeza, vacía por dentro… Claro, el escenario de siempre, ¡me bebí todo el vino que me habían vertido! Es difícil vencer el alcoholismo cuando uno es botella de vino. Además es cierto lo que dicen, que esa enfermedad reside en nosotros, dentro.

 

¡Vaya suerte que tengo, una botella de Cola! Precisamente cuando estoy con resaca, el agua tenía que arrastrarme a la orilla al lado de esta norteamericana, doña sabelotodo constantemente excitada.

 

- ¿Te divertiste anoche? Pareces una lata de cerveza aplastada. – dijo Cola.

- ¡Y tú, una taza de té purgante! - respondí satisfecha - ¿Hambre de cafeína?

Quizás, realmente, no le habían dado su ración de cafeína porque no reaccionó.

 

¿Quién es? ¿Un hombre? ¡Oye! ¡Déjame! ¡Qué falta de respeto! ¡¿Mira, tú, envase con líquidos asquerosos, a dónde me estás llevando?!

 

¡CRASH!

 

Sólo me faltaba esto, terminar en un contenedor de reciclaje de vidrio. ¡Oíd desechos, a moverse! Pero, quizás sea una oportunidad para vencer mi vicio. Tal vez, después del reciclaje, sea un florero o un vaso…

 

...................................................

 

Ahora soy bella, de cristal fino, con un pie elegante, pero ¿para qué si soy una copa de vino?

 

Justyna 2007

Traducción al español: Abeja© 2007

 

Versión en polaco